COMPARTIENDO CONOCIMIENTO…

Y así sucedió… XI CONGRESO NACIONAL DE ENFERMERÍA QUIRÚRGICA

Un gran evento el que organizó la Asociación Española de Enfermería quirúrgica con motivo del XI CONGRESO NACIONAL DE ENFERMERÍA QUIRÚRGICA. Tres días cargados de conocimientos, experiencias y much@s enfermer@s quirofaner@s.

El jueves 29 de ostubre presentaba mi comunicación “El papel de la enfermería quirúrgica dentro de un programa multidisciplinar de carcinomatosis peritoneal”.

La carcinomatosis peritoneal (CP) es una enfermedad maligna que produce diseminación tumoral afectando al peritoneo y a los órganos vecinos. Hasta hace aproximadamente 15 años, esta enfermedad se consideraba incurable, siendo el único tratamiento posible el quimioterápico sistémico que era meramente paliativo.

Actualmente y gracias al técnica desarrollada por el Dr. Sugarbaker se está realizando una técnica basada en tres actuaciones diferentes pero de aplicación conjunta (cirugía radical + quimioterapia intraperitoneal +/- hipertermia). Gracias a este relativamente nuevo abordaje los pacientes han aumentado hasta una media de 5 años su supervivencia, constatando así diferentes estudios que el coste de CP + quimioterapia hipertérmica intraoperaoria es aceptable dada la gravedad y severidad del tratamiento, para el que no hay otro tratamiento curativo alternativo.

Este es un tratamiento multidisciplinar donde la enfermería vuelve a jugar un papel “clave”, tanto en la aplicación del tratamiento quimioterápico intraoperatorio como en la seguridad integral del área quirúrgica.

Gracias a la simplificación de las bombas de perfusión que han sustituidos a las antiguas máquinas que tenían que ser manejadas por perfusionistas acreditados, las enfermeras podemos manejar estas bombas sin estar posesión de este título, por lo tanto se abre una nueva oportunidad laboral para la enfermería, teniendo todas las enfermeras la oportunidad de trabajar en programas como el que hoy os comento.

Pero además la enfermera en este proceso no es sólo responsable de conseguir un tratamiento óptimo quimioterápico, sino que es la responsable de desplegar todos los medios oportunos para mantener la máxima seguridad en el área quirúrgica tanto para el paciente como para el profesional.

En cuanto al paciente contamos con diferentes medios de contención de citostaticos, tanto por contacto producido por derramen accidental como el producido por gases y aerosoles.

A nivel profesional las medidas de seguridad son aplicadas de forma rigurosa a partir del momento en el que se instila el citotóxico, mediante la protección física con equipos de protección individualizada y otros sistemas que evitan la contaminación ambiental. Sobre el tema de la seguridad del profesional con el uso de cistostáticos, se han desarrollado diversos estudios que demuestran que la repercusión de estos tóxicos a nivel profesionales son inapreciables, pero a pesar de esta evidencia, la seguridad del profesional que está en contacto con estos fármacos sigue siendo una gran preocupación, por lo que es importante evitar cualquier suceso adverso que pueda repercutir sobre la salud de los profesionales.

Llevamos más de un año trabajando con esta técnica de abordaje realmente complejo en el que todos nos hemos implicado con grandes expectativas, hasta ahora sólo hemos registrado un derrame accidental que fue contenido con las medidas que teníamos previstas y revisado las causas para poder evitar posibles sucesos futuros. Pero detrás de todos estos resultados hay un equipo humano de enfermeras, cirujanos, anestesiólogos, auxiliares, celadores, limpieza, con un objetivo común, ofrecer a nuestros pacientes la mejor y mayor calidad asistencial, de una forma segura y eficaz.

IMG_1246Y por la importancia que tiene la participación de la enfermería en programas como el de la CP, se hace imprescindible compartir los conocimientos y experiencia de los profesionales en foros como los que se producen en los congresos o jornadas de enfermería, ya que esto nos enriquece en nuestra labor asistencial. Gracias a estos y otros muchos eventos conseguimos crecer con las aportaciones de cada uno de nosotros. Mi experiencia personal fue muy gratificante, interactuando con compañeros que comparten mis mismos intereses profesionales, pero esta relación que se genera en un momento dado no queda sólo ahí sino que sirve como nexo de unión para seguir compartiendo conocimientos futuros que nos harán adquirir y mejorar nuestra práctica enfermera. Por lo que os animo a que siempre que podáis os lancéis a participar de forma activa en estos foros.

He de resaltar que este congreso en concreto estuvo muy bien organizado, sólo eché en falta un #Hashtag donde poder compartir de forma sincrónica la evolución del congreso. Poder compartir a través de las redes nos permite tener una visión del evento mucho más global y plural, pudiendo así compartir in situ toda la información relevante entre los profesionales. Y aunque aún hay mucha gente que no considera esta puntualización importante, os puedo asegurar que el conocimiento es mucho mayor cuando se comparte y si a esto le añadimos el dinamismo que ofrecen las redes sociales, vamos a encontrar una herramienta capaz de generar ciencia a través de todas nuestras aportaciones.

Anuncios