ENFERMERAS PARTICIPANDO EN EL DISEÑO DEL PRESUPUESTO

SUPERVISORES/AS AUTÓNOMAS EN LA GESTIÓN DE LAS UNIDADES DE GESTIÓN CLÍNICA

Por Vanessa Nolasco

Los problemas macro-económicos tienen una repercusión total sobre la micro-gestión, ya que lagestión clínica va ha estar condicionada por los presupuestos asignacerditodos por la macro-gestión sanitaria , y de estos va ha depender un mayor o menor numero de recursos tanto materiales como humanos para el correcto desarrollo de nuestra profesión enfermera, teniendocomo referencia la mejor calidad asistencial posible.

El proceso de presupuestar supone fijar los objetivos de la organización y programar los medios necesarios para lograrlos, al menor coste de las alternativas posibles y en su mayor grado de consecución utilizando los recursos disponibles. Es por ello que la supervisor/a juega un papel muy importante dentro de la economía de una empresa sanitaria, ya que es esta la que está en contacto directo y continuo con la unidad clínica que le compete y por lo tanto es la persona que mejor conoce las necesidades de dicha unidad para gestionar y administrar  los recursos  materiales y humanos de los que depende, de la manera más eficiente y con un control de gastos que adecue todos los recursos de los que dispone al servicio del usuario/paciente

En enfermería la elaboración de un presupuesto incluye el estudio de recursos materiales y humanos, analizando los resultados que esperamos obtener tras conocer los gastos e ingresos fijoso flexibles.

UN PRESUPUESTO NOS FACILITA:

  • presupuestoLa planificación de recursos, actividades, programas, etc.
  • Nos indica hasta donde podemos llegar con relación a nuestro plan y que utilidad le podemos dar para conseguir el máximo beneficio de sus contenidos.
  • Nos permite proyectar acciones futuras, valorando las alternativas y posibilidades que presenta.
  • Nos facilita la toma de decisiones.

El presupuesto es un proceso abierto y flexible ante variables importantes que se pueden presentar, es por ello que debe revisarse periódicamente, atendiendo a las necesidades reales y resultados que obtengamos durante su control.

La expresión de un presupuesto debe ser clara, ajustada a los recursos económicos necesarios que se prevén en un tiempo determinado, suficiente para conseguir los objetivos preestablecidos y abiertos a los posibles cambios o modificaciones que sea necesario realizar en el.

PLANIFICACIÓN PRESUPUESTARIA

La preparación de un presupuesto debe ir acorde a una planificación y organización previa, por lo tanto, en una planificación económica, enfermería fundamenta los conceptos gasto-ingreso-resultados en una calidad asistencial como meta final de sus actuaciones, por lo que entendemos que sus gastos son generados por:

  • Dotación de recursos materiales y humanos
  • Formación del personal
  • Investigación en enfermería
  • Sistemas de información
  • Sistemas de control y evaluación

La finalidad de estas inversiones sería elevar la formación del personal, aumentar la calidad asistencial, mejorar el rendimiento, favorecer la correcta utilización de material y disminuir los costes de la empresa.

En definitiva, la planificación bien elaborada nos permite cubrir objetivos profesionales para la consecución de objetivos institucionales: calidad-satisfacción del cliente-coste-beneficio social

FORMACIÓN EN GESTIÓN ENFERMERA

 La necesidad de conocimientos sobre planificación monetaria en enfermería radica en la utilidad que produce el uso de la información económica para la posible elaboración de un presupuesto, que permitirá la correcta distribución de recursos y el control de gastos con relación a las necesidades que genera su desempeño profesional.

Pero para esto la supervisor/a tiene que tener una formación previa en gestión enfermera, la cual le permita adecuar sus conocimientos a los requerimientos de la organización sanitaria. Además de contar con esta formación especifica, la supervisora debe tener la facilidad por parte de la dirección, de poder acceder de forma sencilla, mediante la flexibilización de jornadas y horarios laborales, a los distintos planes de formación continuada, además de formarse profesionalmente bajo su propia responsabilidad y adecuado a sus competencias

Por lo tanto, la gestión adecuada de los cuidados de enfermería se garantiza, si se logra que los responsables de enfermería sean enfermeros formados, no centrándose únicamente en ser eficaces como organizadores y supervisores de los recursos financieros, humanos y materiales, de acuerdo con los fines de la organización. formarse en presupuestos

Si no, que también debe incluir el orientar la actividad asistencial hacia la persona y sus necesidades, sin olvidar que debe hacerlo consolidando su liderazgo, potenciando la participación del personal a su cargo, ampliando su intención de mejora y trabajo en equipo.

CONCLUSIÓN

Las organizaciones sanitarias se apoya precisamente es sus profesionales, pues son la base de nuestros centros sanitarios, confiándole un máximo grado de autonomía y corresponsabilidad en la toma de decisiones.

Es por ello que la supervisión de enfermería debe afrontar este momento de debilidad de la empresa por problemas financieros, como una oportunidad única de desarrollo profesional para reivindicar nuestro papel como enfermeras formadas dentro de la gestión sanitaria como eje central en la gestión de los cuidados enfermeros, sirviendo de enlace entre el personal de enfermería y la dirección, consiguiendo mediante el presupuesto de la unidad, adaptarse a la situación actual económica de la empresa consiguiendo los objetivos marcados y siempre de la forma más eficiente y con la implicación de todos sus integrantes para obtener la consecución en el logro de los fines propuestos.

Bibliografía

Asistencial, X. C. (1998). Gestión Sanitaria y Calidad. Santander.

Díez, A. F. Presupuestos Clínicos.

Lázaro, J. J. (2002). Gestión clínica: conceptos y metodología de implantación. Rev Calidad Asistencial .

Marta Durán, M. M. (2012/2013). Servicios de Enfermeria. Madrid.

Montesinos, M. L. (1998). Administrar en enfermería, hoy. Murcia.

Ortún, V. (Mayo de 2005). El impacto de la Economía de la Salud en la Política y en la Gestión. Especial Economía y Salud .

Rubio, V. O. (1999). ¿Conocimiento para gestionar? Gest Clin San , 1 (1), 5-6.

Salud, A. d. XXXII Jornadas de Economía de la salud. Bilbao.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s